Coach: cómo adquirir competencias emocionales básicos para el desarrollo de tu labor

Un coach profesional es el apoyo que muchos directivos de empresa necesitan para mejorar su desempeño por medio del desarrollo personal y las habilidades de gestión. Le ayudará a saber cómo manejar equipos y a resolver sus problemas de estrés, incertidumbre, relaciones personales y profesionales. ¿Te gustaría desarrollar tu inteligencia emocional para mejorar el rendimiento como coach? ¿Conoces las principales competencias emocionales y cómo entrenarlas?

Solo tienes que acompañarnos en este post para descubrirlo. ¡Empezamos!

 

Formación para adquirir competencias emocionales clave

Si trabajas como coach y quieres convertirte en todo un profesional de la inteligencia emocional, entonces es muy importante que aprendas algunas nociones básicas, como: el concepto; la interacción entre las emociones y el cerebro; la psicología positiva, la neurociencia y el liderazgo; gestión y práctica de las competencias emocionales clave; aplicación de lo aprendido en diferentes contextos; etc.

El escenario perfecto para entrenar tu inteligencia emocional es Idiena (Instituto de Inteligencia Emocional). Porque es completamente online, práctico, interactivo y ajustado a tus necesidades. Ofrecemos dos modalidades de formación, un curso experto para aprender algunas competencias emocionales básicas con una duración de 3 meses, y un máster de 8 meses orientado al entrenamiento de 8 competencias emocionales clave, entre otras cosas. 

A lo largo de nuestra vida, nos encontramos con numerosas situaciones en las que nos gustaría poder tener un manual de supervivencia, riguroso y enriquecido, para utilizarlo en múltiples situaciones ¿verdad? 

El material audiovisual del aprendizaje, junto a la atención personalizada de nuestros especialistas, te ayudarán a resolver todas las dudas en cualquier momento. Y una vez adquieras la formación, los contenidos quedarán integrados en ti para siempre. Todo gracias a una modalidad de aprendizaje diferente que se caracteriza por la práctica y la interacción.

Si apuestas por tu desarrollo personal y profesional de forma sistemática y rigurosa, Idiena es la oportunidad perfecta para adquirir todas las competencias emocionales que demanda el ejercicio profesional como coach.

 

6 habilidades necesarias para ser un buen coach

Un buen coach no es el que te da los mejores consejos, sino aquel que se hace, logrando desarrollar algunas competencias emocionales clave a nivel personal (empatía, asertividad, autocontrol, madurez, comunicación, capacidad de análisis, automotivación, resiliencia…) para después aplicarlas con los demás.

Estas son algunas de las habilidades requeridas en el ejercicio profesional como coach:

  1. Empatía. Es la capacidad que tenemos para percibir y comprender lo que pueden sentir los demás. Y solo puede ponerse en práctica cuando somos capaces de reconocer, primero, nuestras propias emociones.
  2. Comunicación. Es una noción básica para el ser humano. Saber preguntar, responder, comunicarse y escuchar es muy importante en nuestra relación con nosotros y con las personas que nos rodean.
  3. Asertividad. Es la manera en que reaccionamos ante una situación de conflicto. Puede que nos dejemos llevar por el resto, puede que seamos agresivos, o defender tu postura desde el respeto. Esta última es la habilidad que debe mantener un buen coach.
  4. Capacidad de análisis. Nos permitirá conocer la relación entre los elementos de una situación, así como organizar los datos para obtener una visión más completa y ajustada a la realidad.
  5. Tenacidad. No debemos juzgar a la otra persona bajo ningún concepto. Hay que ser disciplinados a pesar de las dificultades que puedan surgir durante el proceso.
  6. Automotivación. El ejercicio profesional como coach requiere una serie de destrezas personales para mantener el control y la automotivación. Debemos ser capaces de mantenernos motivados y no vernos afectados por situaciones externas durante la actividad.

La calidad del material constructivo de nuestra profesión es determinante en el desarrollo de la actividad. Nuestra mente nos permitirá comprender a las personas y al universo de forma racional. Pero las emociones determinarán cómo sentimos ese mundo, consciente o inconscientemente.

¿Se pueden heredar las emociones?

Hay cosas que ya traemos de fábrica. Y por difícil que parezca, las emociones son una de ellas. Cada persona guarda en sí un amasijo de emociones y sentimientos tras las vivencias de alegría, dolor, los recuerdos y la memoria. Podemos emocionarnos de forma instintiva. Porque allí dentro, en la caja negra del cerebro, mandan nuestras emociones y condicionan nuestra forma de percibir el mundo que nos rodea.

Las emociones, sean positivas o negativas, son parte de nuestra evolución y están con nosotros por algo. Quizá, para ayudarnos a sobrevivir en un entorno repleto de dificultades. Es importante que, a la hora de desarrollar tu ejercicio como coach, tengas claro que las emociones pueden ser heredadas. Huir de ellas es un esfuerzo en vano, porque no solo nos limita, sino que todas nuestras emociones reprimidas quedan guardadas en el inconsciente, perdiendo el control sobre ellas.

Lo mejor de todo es que nuestro cerebro puede aprender a reconocer sus emociones y a convivir con ellas a cualquier edad. ¡Nunca es tarde para desarrollar tu inteligencia emocional!

 

Máster inteligencia emocional aplicada