Inteligencia emocional y liderazgo: dos grandes aliados

Las competencias emocionales son más importantes que las técnicas, porque en ellas puedes adquirir tu control emocional para ser más efectivo en el contacto con las personas, mejorar tu calidad de vida y tener conciencia de las emociones. Y eso solo puede adquirirse con un entrenamiento práctico, interactivo y diferente.

¿Estás preparado para desarrollar todo tu potencial?

 

Cómo ser un buen líder aplicando la inteligencia emocional

Este proceso requiere tiempo y esfuerzo por nuestra parte. No vamos a conseguir los resultados deseados de un día para otro, pero cuando empieces el entrenamiento y mires atrás, verás que ya nada es como antes. La manera en que gestionas tu vida habrá cambiado para siempre. Y la consecución de tus resultados, también.

Quédate con estas características del buen líder:

  • Es capaz de identificar sus momentos de estrés, por lo que puede actuar a tiempo y beneficiar a todas las personas que le rodean.
  • No pierde el control, sino que afronta sus retos dejando a un lado los problemas personales y confiando en sus capacidades. 
  • Tiene mayor equilibrio emocional para mejorar su eficacia y liderazgo, de manera que mejora la comunicación asertiva e influye positivamente en los demás sin generar conflicto.
  • Sabe escuchar y es muy comunicativo. Además, se informa antes de tomar cualquier decisión, valorando las consecuencias de sus actos.
  • Obtiene mayores beneficios de realizar el trabajo adecuado con las personas, no contra las personas. 
  • Tiene mayor nivel de motivación y entusiasmo. Es una persona comprometida y persistente, no solo de forma individual, sino también con los demás.
  • Controla las circunstancias para aprovechar todas las capacidades y conocimientos adquiridos, de manera que es distinguido en su área profesional.

Cuanto mayor sea tu capacidad para administrar las habilidades sociales, la empatía, la motivación, la autorregulación y la conciencia de ti mismo, mayor será tu inteligencia emocional.

 

Un método diferente para mejorar tu liderazgo

En Idiena (Instituto de Inteligencia Emocional) empleamos un método de aprendizaje práctico, interactivo y completamente audiovisual para todas aquellas empresas que quieran aplicar la inteligencia emocional en sus empleados y directivos. Combinamos conocimientos con la práctica de algunas competencias emocionales clave: optimismo, autoestima y comunicación, entre otras. 

El conocimiento de ti mismo te permitirá saber cómo te sientes, cómo son tus emociones y cómo tus acciones pueden afectar a las personas que te rodean. Los líderes que se autorregulan correctamente mantienen el control y no atacan verbalmente a otros. Los líderes motivados trabajan enfocados en sus objetivos. Y los empáticos gestionan sus equipos ayudando a las personas a desarrollarse.

Los recursos que utilizamos en nuestro método de formación es capaz de generar cambios significativos:

  • Conocerás tu grado de inteligencia emocional. 
  • Potenciarás tu fuerza interior. 
  • Adquirirás nuevos hábitos y actitudes. 
  • Serás capaz de diagnosticar, diseñar e implantar la inteligencia emocional. 
  • Formarás parte de una Comunidad Internacional de Expertos.
  • Sabrás cómo enfrentarte a un mundo volátil.

 Y además, estarás rodeado de una comunidad virtual interactiva entre alumnos y profesores. 

 

El control del estrés en el liderazgo

Es considerada la enfermedad del siglo XXI. Desencadena afecciones cardiovasculares, digestivas y neurológicas, y disminuye nuestra calidad de vida. De hecho, no se puede ser feliz rodeado de un mundo de estrés. Este enemigo silencioso nos golpea por la espalda, y para gestionarlo correctamente, no sirve con descansar un rato. Hace falta una técnica más intensiva, como la inteligencia emocional.

Un estudio de Henry L. Thompson en 2005 reveló que el estrés afecta a las personas en diferentes áreas del desempeño: la asertividad, la independencia, el manejo de los impulsos, la tolerancia del estrés, la solución a los problemas, la felicidad, la empatía, las relaciones personales, etc. En definitiva, cuando una persona está estresada es menos efectiva, menos flexible, menos asertiva y menos tolerante. Pero cuando hacemos algo para manejar nuestro estrés y mantener el autocontrol, nuestra eficiencia aumenta.

Debemos ser capaces de identificar los indicadores que muestran el momento donde comienza la ansiedad con el fin de realizar hábitos alternos con uno mismo y con los demás.

 

Resumen sobre el liderazgo y la inteligencia emocional

Después de trabajar la inteligencia emocional, serás capaz de desempeñar un buen liderazgo dentro de la empresa. Con mayor libertad, responsabilidad, calidad de trabajo, compensaciones, y compromiso. 

Si quieres ser un líder eficaz, primero debes comprender cómo tus emociones afectan a las personas que te rodean. Tómate tu tiempo y aprende a manejar las situaciones donde tienes que cumplir con tu papel de líder. La inteligencia emocional es fundamental en el liderazgo, y no solo a nivel empresarial, también en el entorno familiar y personal.

La inteligencia no es algo inmutable, sino que, en la base de nuestros pensamientos racionales hay emociones. Y si no se educan, no estamos completamente educados. Ahora, Idiena pone a tu disposición los medios y las herramientas necesarias para conocer tus emociones y ponerles nombre. 

Lograr el cambio en los adultos es más difícil que en los niños porque requiere más esfuerzo consciente y salir de su zona de confort. Pero recuerda: el cerebro se trabaja igual que un músculo, lo que significa que podemos cambiar hasta el último día de nuestra vida. Hacer este pequeño esfuerzo por cambiar los pensamientos y cuidarnos mentalmente es necesario.

¡Entrena tu mente y ponte manos a la obra!

Máster inteligencia emocional aplicada