Ofrecer programas de bienestar mejora la motivación, la resiliencia y la productividad de los empleados

Más de la mitad de las empresas españolas lo creen, pero ¿Quieres ser (un) mejor empresario? ¿Cuáles son las claves para ser más resilientes tras el Covid-19? ¿Qué papel juegan las emociones en la motivación y la productividad?

Es el momento de prepararse para el futuro. Lo saben los empresarios y también los departamentos de recursos humanos. En un informe reciente de Vodafone Business se confirma que “las empresas tienen una gran capacidad de adaptación y se centran en las personas y en los objetivos”. Gran noticia para el mundo empresarial y para todos aquellos empleados que todavía se encuentran en periodo de adaptación a la nueva normalidad. 

Debemos agradecer esta capacidad no solo a la inversión tecnológica, sino también a la aplicación de programas de bienestar. 

¿Eres una empresa resiliente preparada para afrontar los cambios? Acompáñanos en este post y compruébalo por ti mismo.

 

¿Dónde queda la felicidad de los empleados durante la pandemia?

Tenemos los tímpanos haciendo eco de la situación sanitaria. Durante muchos meses, ha sido el tema del día, con noticias bombardeándonos a cada rato. Era de esperar que la situación fuera a ocasionar otros efectos más allá de la incertidumbre en el ser humano: miedo, desmotivación, frustración, tristeza… Aunque depende del palo que nos haya tocado vivir a cada uno durante la pandemia.

Paradójicamente, durante los primeros días de estado de alarma tenía lugar el día internacional de la felicidad —20 de marzo. La mayoría de países del mundo estaban confinados, más de 250.000 contagios y 10.000 fallecidos recorrían el planeta. Como verás, hablar de felicidad en este contexto podía parecer un sarcasmo, pero no lo es. Porque felicidad no es alegría. La primera es un estado emocional mucho más profundo y duradero en el tiempo y no depende tanto de los acontecimientos externos, sino del bienestar interno. La segunda, por el contrario, es una emoción intensa producida a consecuencia de acontecimientos que consideramos favorables a nuestro bienestar y su duración es más breve.

En definitiva, la felicidad la relacionamos con el interior emocional, mientras que la alegría tiene que ver más con lo que ocurre en el exterior, como una especie de relación causa-efecto. 

Por los días que nos ha tocado —y nos está tocando vivir— podemos permitirnos poner en práctica técnicas REMIND (relajación, meditación, respiración y mindfulness), así como programas de bienestar para abrir nuevos caminos para explorar horizontes de bienestar interior. 

Hasta aquí, la parte de los empleados, pero ¿qué pueden hacer las empresas para mejorar su motivación, resiliencia y productividad?

 

Resiliencia: competencia emocional clave para gestionar tus equipos de trabajo

¡Y para mucho más! Si quieres que tus empleados resistan y se adapten mejor al cambio, estás de suerte, porque las empresas tienen en sus manos la posibilidad de aplicar programas de bienestar y fomentar el desarrollo de la inteligencia emocional con cursos prácticos e interactivos.

Son iniciativas valoradas muy positivamente por las compañías y ayudan a mejorar la resiliencia de los empleados gracias al fomento de la comunicación (clara, directa y continuada), la separación de la vida personal y profesional (una tarea complicada durante el teletrabajo) y la potenciación del cuidado de la salud emocional (planes de formación práctica y audiovisual en inteligencia emocional).

Es una oportunidad única para salir reforzados de la situación exclusiva que estamos viviendo y sumergirnos en el mundo emocional con un sistema innovador de aprendizaje nunca visto. Tus empleados buscan el éxito profesional, así que ¿por qué no pones a su disposición las herramientas que necesitan? Se trata de inteligencia emocional y puede ser mucho más relevante que cualquier otro conocimiento que hayan adquirido hasta la fecha. 

¿Lo dudas? Está demostrado científicamente. Y no necesitas ponerles conferencias motivadoras, sino aplicar un programa de entrenamiento con profesionales de verdad. El material interactivo les enganchará desde el primer minuto.

¿Preparado para sumergir a tus empleados en un método envolvente que les cambiará su rendimiento profesional?

 

7 características de una compañía resiliente

Las empresas necesitan reconstruir y reforzar su resistencia frente a la pandemia del Covid-19. Tienen que adaptarse rápidamente al cambio de las actitudes sociales y al comportamiento de los clientes sin perder de vista sus objetivos. Desde luego, no es una tarea fácil. Menos aún si no se refuerza el motor de todo: su mente. 

Porque la clave para combatir el cambio está en el entrenamiento de tus competencias emocionales. ¿Eres una compañía resiliente? ¿Estás preparada para el futuro?

Compruébalo con estas características:

  1. Actitud positiva hacia el cambio. ¿Ves el cambio como una oportunidad y tu equipo está entusiasmado con el futuro?
  2. Abierta a la inclusión de la nueva tecnología. ¿Entiendes el poder de las TIC como aliado para resolver tus retos empresariales?
  3. Planificación activa del futuro tecnológico. ¿Ya sabes cómo puede transformar la tecnología tus caminos?
  4. Desarrollo de la inteligencia emocional. Calienta tu cerebro, alimenta tu mente, domina el arte del autocontrol, establece prioridades, aléjate de las personas tóxicas y toma descansos mentales. Que nada ni nadie altere tu paz interior.
  5. Aplicación de estrategias detalladas. ¿Tienes estrategias comerciales específicas para el futuro?
  6. Al día con las nuevas tendencias. ¿Eres un líder de pensamiento clave? ¿Trabajas para entender las fuerzas que dan forma a tu negocio?
  7. Adaptable. ¿Tus empleados reaccionan rápidamente a los nuevos desafíos? ¿Son más rápidos en el mercado que sus competidores?

¡Pon en marcha tu plan de combate!

Máster inteligencia emocional aplicada